ç

1) Comienza a empaquetar tus pertenencias con tiempo, así podrás pensar con calma donde guardar cada objeto y nada importante quedará olvidado. Pon una marca en tu calendario o una alarma en el celular, lo importante aquí es que dispongas del tiempo suficiente para organizar todo, no olvides adquirir cajas, cintas de embalaje y etiquetas.

2) Establece prioridades,"inicia almacenando aquellos objetos que no sean de uso primario, haz una lista de tus objetos, clasifícalos según su importancia o uso. Si tienes niños inclúyelos en el proceso, seguramente se sentirán contentos de ayudar con la mudanza.

3) Limpiar, reutilizar o desechar, es muy importante que revises todos esos armarios que tiene años almacenando objetos, cajas viejas, desvanes y garajes (para los que viven en casas) No guardes objetos sólo por apego afectuoso, si tienes más de tres años que no lo utilizas es tiempo de dejarlo ir. Habilita tres espacios en donde puedas colocar todo lo que:

- Reutilizarás

- Regalarás

- Desecharás

- Englobar todo en un solo sitio puede ayudarte a pensar con más claridad.

4) El estrés es un enemigo, mientras mantengas un buen tiempo y todo en orden, no tienes por qué sentir estrés, investiga con cuidado cuáles compañías de mudanza prestan servicios para tu localidad, evalúa los precios y fija un día y hora para el día mudanza. Muy importante es mantenerte siempre en una actitud positiva y pedir ayuda. Mudarse es un acontecimiento bastante grande, tú solo no puedes realizar todas las tareas a la vez.

5) Pon en práctica un sistema de organización"para las cajas, puedes utilizar etiquetas para identificarlas o puedes organizarlas por colores; asigna un color para cada área de la casa y pinta una marca en las cajas que correspondan, a nivel visual te será mucho más fácil encontrarlas de este modo.

6) Todo lo que sea de valor, por ejemplo documentos importantes o joyería, deben ir en cajas o maletas que lleves contigo el día de la mudanza, una vez guardados ubícalos en algún sitio visible para que no olvides que debes llevarlos contigo.

7) ¿Cómo embalar?""Lo mejor que puedes hacer con los objetos pesados, como los libros, es empaquetarlos en cajas pequeñas, de esta forma estarás equilibrando el peso y será mucho más fácil de transportar, la vajilla y piezas delicadas necesitan protección extra, envuelve las piezas con papel periódico individualmente y cúbrelas con polietileno con burbujas, no olvides identificar las cajas como frágiles," los muebles debes cubrirlos con alguna tela o sábana, no uses cinta adhesiva directamente en ellos porque puede ser muy difícil de quitar luego.

8) Ropa y zapatos:"para ganar espacio y ser más prácticos puedes guardarlos en bolsas grandes y resistentes (utilízalas dobles de ser necesario) para evitar la incomodidad que presentan algunas maletas sin rueditas por ejemplo.

9) Haz un último chequeo"antes de partir, nunca está de más revisar por segunda vez que tu antiguo inmueble haya quedado completamente vacío o en su defecto que sólo queden en él aquellos muebles que acordaste dejar. Revisa especialmente gavetas y armarios.

10) Tómate tu tiempo para desempacar una vez que te instales, no tienes que sacar todo de las cajas el mismo día que llegas a tu nuevo hogar, desempaca primero lo que sea de uso esencial y tomate una semana o dos para ir limpiando y ordenando el resto.