ç

Conseguir un cliente para su propiedad -con el dinero en efectivo y dispuesto a pagar el precio justo- no es una tarea que logre de un día para otro.
"

Por eso, hay que realizar una tarea de difusión y negociación que puede tomar varios días e incluso semanas y meses. Para reducir este período una buena opción es acudir a un agente especializado en finca raíz, un inmobiliario.
"

En caso de hacerlo, solo deberá firmarle un documento de consignación del inmueble y de ahí en adelante, este se encargará de conseguir el cliente, negociar con él y asesorarlo a usted en los trámites del caso."
"

Al momento de vender una propiedad, los inmobiliarios resultan ser la mejor opción ya que usted no perderá tiempo mostrando su inmueble ni atendiendo llamadas ni visitas de curiosos o personas que no tienen los medios necesarios o el interés de cerrar el negocio. Tenga presente que si contrata los"servicios de un inmobiliario"deberá pagarle los respectivos honorarios que se derivan de un porcentaje de la venta, el cual es pactado por las partes.
"

Si toma la decisión de vender por su propia cuenta. De hacerlo usted mismo debe iniciar el"proceso de divulgación, algo así como diseñar y montar una pequeña campaña de publicidad sobre su oferta (recuerde que esto también le generará algunos costos).
"

Entre los elementos que puede utilizar para tal fin están las siguientes herramientas:
"

a. Fije un precio justo
"

Muchas veces los intersados pueden salir huyendo por el alto precio. Basta con que ellos comparen el valor de su propiedad con el de algunas similares en el mismo sector para que noten si este es alto, bajo o justo. En la mayoría de los casos este hecho es determinante conseguir rápido potenciales compradores o, por el contrario, para espantarlos.
"

b. Avisos en la ventana
"

Se trata de comprar un cartel y colocarlo en un lugar visible hacia el exterior del inmueble en el que se indiquen los datos para que lo contacten. Sin embargo, en muchas propiedades los reglamentos prohíben este tipo de avisos.
"

c. Voz a voz"
"

A familiares, compañeros de trabajo y conocidos puede contarles y recomendarles que si saben de alguien que esté interesado en su inmueble por favor se lo hagan saber. Muchas veces los celadores de los conjuntos y quienes atienden negocios vecinos resultan ser los canales de divulgación más efectivos.
"

d. Anuncios en los clasificados de medios de comunicación
"

Con solo hacer una llamada y cargar el costo a la factura de un servicio público o una tarjeta débito o crédito consigue que su inmueble aparezca en un periódico, radio o televisión.
"

Este tipo de avisos suelen ser muy efectivos los fines de semana (sobre todo en prensa escrita), pero por su costo los anunciantes acostumbran incluir muy pocas palabras y descripciones, por lo que Pueden recibir cientos de llamadas de las que a la postre no les resulte ningún cliente.
"

Esto ocurre por que llaman solo a curiosear o simplemente por que al enterarse de los detalles del inmueble ya no les interesa o no se ajusta a sus necesidades o posibilidades. Hay otra desventaja con estos clasificados y es que su 'vida' útil es muy corta: unos pocos segundos o un par de días a lo máximo.
"

e."Publicación en Internet
"

La"Web"es el medio más efectivo y económico para la publicación de ofertas inmobiliarias. Allí los propietarios pueden incluir -a precios muy bajos- toda la información del inmueble, incluso fotos y recorridos virtuales.
"

Además, cuentan con unos buscadores muy avanzados que les permiten encontrar los inmuebles de acuerdo con sus verdaderas necesidades y posibilidades.
"

Por eso, cuando los interesados llaman al propietario de un inmueble, lo hacen para cerrar el negocio pues ya conocen la información necesaria de la propiedad e incluso la del sector. Esto le ahorra tiempo y dinero en atender llamadas innecesarias.

Es importante que los portales que ofrecen cuenten con un alto de usuarios que le garanticen efectividad a los anunciantes.
"

En Colombia, metrocuadrado.com es el sitio web más grande con más de 26 mil usuarios únicos diarios (aproximadamente 1 millón por mes), que lo visitan en busca de propiedades en venta y arriendo (actualmente tiene información de más de 50 mil inmuebles).
"

Durante las 24 horas del día y desde cualquier lugar del mundo, y con solo un par de clics, los inmuebles están disponibles para consultarlos totalmente gratis. Generalmente, una publicación está disponible un mes y vale un poco menos que un día de clasificados.
"

Entre más información incluya en los avisos, mayores serán las opciones de ser contactados por potenciales clientes. Otra clave en este proceso es ser puntual. Cuando cite a los interesados para ver el inmueble llegué puntual, no solo por que esto le da una imagen de seriedad sino porque un cliente puntual puede molestarse por un incumplimiento y marcharse y con él, una gran oportunidad de cerrar rápido el negocio.

1. Revisar la vivienda

Lo más probable es que, quien se decide a comprar una vivienda, haya visitado decenas de pisos antes de encontrar el más adecuado. Por este motivo, estará acostumbrado a comprobar el estado de ciertos aspectos del inmueble, como su estructura, si la instalación de la luz y del gas están en buen estado y si los grifos funcionan de manera adecuada. Conviene asimismo medir las habitaciones, los pasillos y las"terrazas"para conocer si el tamaño del piso coincide con lo dicho por su propietario.

También es aconsejable hacer varias visitas a distintas horas del día. De esta forma, se puede observar si la casa es luminosa u oscura, si es ruidosa en ciertos momentos o si los vecinos son molestos.

"

Otra información relevante que aporta el propietario es el tipo de reformas que se han realizado y su fecha. Si se han cambiado el baño o las tuberías, si se han instalado ventanas que aíslen del frío o se ha reformado la cocina, la vivienda tendrá más valor. Aunque puede ser un poco embarazoso, no está de más pedir al dueño que muestre las facturas que justifican estas reformas.

Cuando el comprador estime que le compensa adquirir la vivienda, debe hacer una oferta al vendedor. La mayoría de los pisos siguen hoy en día sobrevalorados y, si antes era habitual que el precio subiera si no se hacía la operación, hoy ocurre lo contrario. Tanto las inmobiliarias como los particulares están acostumbrados a escuchar y atender ofertas a la baja. El lema hoy es "todo es negociable". Según la información de los expertos, pedir una bajada del 10% no es excesivo.

2. Preguntar a los vecinos

Los detalles que puedan dar los vecinos también son importantes, así que en una de las visitas se puede preguntar si hay algún problema en la escalera o en la propia vivienda que se quiere adquirir.

En ocasiones, un piso es demasiado barato por un motivo: hay gente molesta en el inmueble, rencillas con algún residente... Es importante averiguarlo antes de que sea demasiado tarde.

3. Ir al Registro de la Propiedad

Cuando el comprador se haya decantado por una vivienda, incluso con anterioridad a tomar la decisión, debe ir al Registro de la Propiedad para conocer una serie de datos vitales sobre la titularidad y las cargas que puedan pesar sobre el piso. Este paso es fundamental. Incluso cuando se trate de personas a quienes se conozca o si la compraventa se realiza en una localidad pequeña donde primen las relaciones de confianza, la nota simple puede contener numerosas sorpresas. Por un precio medio de 3 euros, cualquier ciudadano puede obtener este documento, en el que figuran la ubicación y superficie de la vivienda, su propietario y si pesan cargas sobre la casa.

En primer lugar hay que verificar que la calle, el número y los metros cuadrados coinciden con lo que quiere vender el propietario. Después conviene comprobar que el número de titulares es el que ha declarado el vendedor. Si es un"matrimonio, ambos tendrán que firmar la compraventa, al igual que sucede si la casa pertenece a varios hermanos. Es un extremo en el que se debe tener gran precaución, ya que si uno de los copropietarios no está de acuerdo, el comprador se encontrará con una casa que no es del todo suya.

En otras ocasiones, una orden judicial ha cedido la vivienda familiar a uno de los cónyuges tras una separación o divorcio y es el otro quien intenta venderla. La titularidad es, por tanto, un aspecto importantísimo que conviene dejar muy claro.

Con la nota simple también se ve si sobre la vivienda pesa una hipoteca. En algunos casos, el propietario hace creer que la casa no tiene cargas y después el comprador debe afrontar una gran deuda.

Del mismo modo, es conveniente verificar que no está alquilada, puesto que, casi con toda seguridad, el nuevo dueño tendría que respetar los derechos de los"inquilinos"y, si estos son de renta antigua, la situación se tornará mucho más desfavorable para el comprador.

4. Consultar en la comunidad de propietarios

Otra de las comprobaciones que se debe hacer antes de adelantar el dinero es que el titular de la vivienda esté al corriente de los pagos a la comunidad de vecinos. Para ello, debe hablar con el administrador o con la"junta de propietarios. De lo contrario, las deudas pueden recaer sobre el comprador del piso.

En el mismo acto se puede preguntar si las instalaciones del edificio funcionan bien -el ascensor, la calefacción, las bajantes- y si la estructura -muros, vigas, tejado- está en perfecto estado. Además hay que cerciorarse de que no estén previstas derramas de elevada cuantía que tendría que pagar el nuevo titular.

Otro de los datos que se debe valorar es la cuota que se paga a la comunidad de propietarios. Algunas fincas cuentan con"portero, administrador, jardinero y limpiador, además de"piscina"y zonas de recreo que hacen que la mensualidad sea muy elevada.

También hay que consultar si en el inmueble se realizará una rehabilitación o reforma obligatoria. A partir de este año, la normativa obliga a revisar los edificios de cierta antigüedad y a hacer las reformas que certifiquen su seguridad. Además, los inmuebles de más de cuatro pisos pueden verse obligados a colocar un ascensor. Mucha gente se desprende de su vivienda para no tener que afrontar estos gastos adicionales, de modo que es otro extremo que se debe tener en cuenta antes de pagar una señal.

5. Acudir al ayuntamiento

Cada año los propietarios de una vivienda tienen que abonar el"Impuesto de Bienes Inmuebles, el IBI. Quien quiera adquirir un piso de segunda mano debe verificar que esté pagado. Puede hacerlo en el ayuntamiento o pedir al vendedor el último recibo.

6. Hacer comprobaciones en el banco

Antes de pagar una señal por la vivienda, hay que estar seguros de que el banco concederá la hipoteca. Si al final del proceso el interesado ha adelantado una fianza y no consigue el crédito para pagar la casa, el propietario está en su derecho de quedarse con el dinero.

Además, debe consultar los pasos que debe seguir si la vivienda en venta tiene cargas. Una de las posibilidades es quitar la hipoteca en el momento de la compraventa y la otra, subrogarse a la hipoteca del titular. En este caso, hay que saber las cláusulas de la entidad y comprobar si se pueden conseguir mejores condiciones en otros bancos.

7. Informarse en la comunidad autónoma

Al adquirir una vivienda de segunda mano, hay que pagar una serie de impuestos, como el de transmisiones patrimoniales y el de actos documentados. En total, los gastos de la compra pueden llegar al 10% del valor del piso. Ante esta elevada cuantía, es muy importante consultar en la correspondiente comunidad autónoma si el comprador puede obtener algún beneficio fiscal. Algunas regiones rebajan el impuesto de transmisiones patrimoniales casi a la mitad si los compradores son jóvenes, forman parte de una"familia numerosa"o cumplen determinados requisitos, diferentes en cada autonomía.

Es posible que, por unos meses, el comprador reúna los requerimientos que le piden en su región para obtener unas condiciones más beneficiosas y, en otros casos, puede retrasarse la compra para cumplir los requisitos, ya que el ahorro es de miles de euros. Saber con anterioridad los beneficios fiscales de la comunidad es clave para una buena compra.

Fuente:"http://www.consumer.es/web/es/vivienda/compra/2011/12/14/205390.php#sthash.F0BEGGTe.dpuf

Un problema común de los condominios es su administración, este tema "puede crear controversia entre vecinos –especialmente los que no cumplen—, sin embargo, es una manera de crear conciencia de la importancia de cuidar el patrimonio común", asegura Aydee Oteiza quien tiene más de 20 años en el ramo inmobiliario y hoy se dedica a la administración de condominios.
Cuando un edificio no está bien administrado hay desorganización y anarquía, lo que se refleja en una mala apariencia, además de que este deterioro se traduce en pérdidas económicas para todos.
En este sentido, existen dos alternativas: la administración externa (de la que hablaremos en una próxima entrega) o que el administrador sea un condómino. Esta útima opción significa que la persona conoce bien las necesidades del inmueble y que la comunidad se puede ahorrar un gasto considerable extra.
La ley protege tu patrimonio
Para que la administración de un condominio y las quejas en general tengan validez legal es importante el aval de la Procuraduría Social (Prosoc). Así, en caso de cualquier controversia se puede solicitar su intervención para poder llegar a acuerdos.
Héctor Iván Rangel, director de operaciones de Harmony -empresa especializada en administración de condominios- afirma que actualmente la Prosoc no sólo es conciliatoria, sino ejecutora: en el caso de los morosos, puede aplicar multas de 10 a 100 días de salario mínimo".
Los registros que debes cumplir ante esta dependencia son:
  1. Registrar el condominio. Esto se hace con la escritura constitutiva del Régimen Condominal de la vivienda pero si no cuentas con ella, la Prosoc" puede tramitarla sin costo. Acude a la oficina de Atención y Orientación de la entidad, con una copia de tu escritura individual y una identificación oficial.
  2. Elección del administrador y comité de vigilancia."
    El nuevo administrador puede elegirse por rifa, por orden de departamento, o bien, si alguien se propone para el cargo. Se lleva a cabo la elección en una Asamblea General a la que, por lo general, convoca el anterior administrador, el comité de vigilancia, o bien, uno de los mismos propietarios del inmueble a quien la ley otorga el derecho de hacerlo –en caso de no haber las anteriores figuras— pero reuniendo las firmas del 10 al 20% del total del condóminos."
Acude a la Prosoc para gestionar la acreditación de la Convocatoria de la Asamblea General Ordinaria en la que se nombrará al administrador(a) y al Comité de Vigilancia.
  1. El vecino que funja como"administrador también debe registrarse ante la Prosoc, el trámite debe efectuarse cada vez que haya cambio de administración.
Si se trata de un administrador profesional debe presentar: copia del contrato de prestación de servicios firmado por los miembros del comité de vigilancia, copia del acuse de la fianza entregada al comité de vigilancia y copia de la certificación vigente como administrador profesional expedida por la Procuraduría.
"Como administrador, la Prosoc te convoca a un curso de capacitación, recibes un libro de actas con un número y un sello de la Procuraduría, donde cada vez que hay asamblea ordinaria (dos o tres veces al año) o extraordinaria por algún evento o acuerdo especial, se asientan los reportes de asistencia y acuerdos", señala Aydee Oteiza.
En la reunión, los vecinos que tendrán voz y voto son los propietarios, los arrendatarios sólo podrán externar su opinión.
De acuerdo con la especialista en bienes raíces, "la ley sugiere que haya un administrador y un comité formado por condóminos que vigilarán las acciones del administrador".
Rotación del administrador y su pago
"La Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal, dicta que todos los condóminos deberán ocupar el cargo una vez y contempla periodos de seis meses a un año mínimo, con posibilidad de ser renovado un año más", indica Oteiza.
Cuando algún condómino no quiere llevar la administración esto se acepta por consenso pero debe pagar, según la ley, una cuota extra que se va al fondo de reserva en beneficio del edificio.
Cuotas y extracuotas
El mayor problema de los condominios son los pagos de cuotas y extracuotas. En opinión de Oteiza, la cuota se fija conforme a un presupuesto anual, es decir, se calculan los gastos fijos como pago de portero, limpieza, luz, mantenimiento de las bombas, lavado de la cisterna, basura, etcétera.
También recomienda contar con un fondo de reserva, que deberá ser el 10% del acumulado de todas las cuotas como pide la reglamentación condominal publicada por la Procuraduría social del DF, misma que preveé su uso frente a los condóminos morosos. Así, el administrador puede respaldar los gastos momentáneamente para luego reponerlo con el dinero que paguen los deudores.
Los gastos extraordinarios se prorratean entre todos los departamentos y puede ser una extracuota que le corresponda proporcionalmente al propietario, viva o no en el inmueble.
"
Asambleas ordinarias y extraordinarias
La convocatoria se hace con 15 días de anticipación para una junta ordinaria que se realiza al menos dos veces al año, con el fin de informar sobre el estado de la administración del condominio, los gastos, así como para tratar asuntos pendiente y de interés al condominio.
De acuerdo con la experta, por reglamento se da media hora de tolerancia. Después, se levanta el acta con los presentes, se nombra un escrutador que rige el orden de esa junta y el administrador funge como secretario porque será quien levante el acta y la asentará en el libro.
Sorpresivamente, cada tiempo se hace un arqueo de caja por parte del comité de vigilancia, o del administrador, cuando existe un tesorero para evitar mal manejo de los recursos."
"
Plan B: administración externa
Cuando existe la liquidez plena para pagar con puntualidad, se puede considerar la contratación de una administración externa.
"
"
Fuente: metroscubicos.com

Consejo para el Diseno de Interiores

Elegir la tonalidad que dé vida a las paredes, con qué detalle podemos cambiar la imagen de la recámara, cuales son los mejores colores para la habitación de los jóvenes, son sólo algunas de las interrogantes que hay entre las personas que quieren conocer algunos tips sobre el diseño de interiores.
El punto de partida es establecer tus necesidades, esto es muy importante. Piensa en la utilidad de cada espacio, cuándo se utiliza (de día o noche), la frecuencia, qué actividades se realizan.
Como regla general siempre utiliza tres colores con gran cantidad de tonos en lugar de apegarte estrictamente a dos colores. La gente suele pensar que los estampados son aterradores, pero esto no debería ser así. Un modelo audaz utilizado en un esquema armónico crea un aspecto suave, mucho más que un bloque de color liso.
No importa si tu estilo preferido es tradicional, contemporáneo, elegante o clásico, hay reglas generales que conducirán a resultados exitosos.
El buen diseño se trata de combinar color, textura y formas hasta que se consigue un equilibrio que funciona. Cualquier objeto tiene que tener un propósito o lucir bien para merecer un lugar en su casa.
Existe una gran variedad de productos para elegir, lo cual puede ser desconcertante, por eso es bueno considerar algunos consejos clave:
• Compre una selección de revistas y marca las páginas de cualquier cosa que te llame la atención. Seguramente empezarás a visualizar un patrón -no sólo en términos de colores- también de estilos.
• Sin ser demasiado rígido, es útil clasificar el estilo -ya sea clásico, contemporáneo, tradicional, étnico o ecléctico, entre otros. Esto ayuda a mantenerte enfocado y conduce a un diseño interior más armonioso.
• Cuando se trata de color, si no eres lo suficientemente audaz como para elegir colores fuertes o no quieres que la habitación tenga demasiada fuerza, elige un diseño neutral y añade mucho color a través de accesorios como cojines, cuadros, jarrones, etcétera. Lo mejor de este enfoque es que puedes darle a la habitación un aspecto totalmente diferente con sólo cambiar los accesorios.
• La moda y el diseño de interiores están a menudo estrechamente vinculados. No tengas miedo de dar personalidad a tu hogar mediante la representación de algunos bolsos, pañoletas, botellas de perfume, entre muchos otros accesorios.
• Adornar una casa y dedicarse al diseño de interiores puede ser divertido, pero si se convierte en una tarea pesada y todo lo que hagas está rígidamente planeado, probablemente la casa no será acogedora y le faltará personalidad.
Sensación de amplitud en la sala
Para lograr que cualquier espacio, pero principalmente la sala, parezca más amplia, la mejor opción es pintarlo con un tono claro o neutro y destacar detalles con una tonalidad más intensa para aportar contraste al espacio.
En el caso de la sala, lo más recomendable es usar colores sutiles y elegantes, como el perla suave. Eso sí, siempre combinados con el mobiliario.
Los mejores colores para la cocina
Las posibilidades son muchas, pero el marfil siempre ha sido un color que combina bien con todo el mobiliario de la cocina, aportando una sensación de limpieza y serenidad, ideal para esta zona de la casa. Si no quieres arriesgar, acertarás en la elección.
En caso de que quieras crear algún contraste, la mejor elección es un color vivo que haga ver los alimentos con más gusto, como el color rojo.
Cómo pintar una habitación juvenil
Los mejores colores para la habitación de los jóvenes son los tonos pastel, perfectos si quieres dar a la habitación un toque más clásico. Si por el contrario, prefieres una habitación más moderna, puedes innovar con el color eligiendo uno poco común y muy vivo. Atrévete por ejemplo con un tono turquesa general y un verde lima para los puntos estratégicos.
Colores que iluminan
Si en tu casa hay una estancia que no luce por la falta de luz, la mejor elección es un color que desprenda luminosidad, como el amarillo. Combina diferentes tonalidades de amarillo y conseguirás que esa estancia oscura refleje la luz, incrementando además la sensación de amplitud.
"
Fuente: www.metroscubicos.com